Día 6 de cuarentena



Existe la creencia que la ciencia y la fe tienen un conflicto irremediable, que una es la negación de la otra, que existen dos bandos, y que los de un lado son borregos ingenuos mientras los del otro son cínicos inmorales.


Por suerte la coyuntura del Coronavirus ha empezado a demostrar a muchos que la ciencia y la fe son en realidad ángulos complementarios, dos departamentos diferentes de un mismo sistema de cosas.


Gracias a la ciencia tenemos datos sobre la sintomatología del Coronavirus, su progresión, y los mecanismos de prevención más efectivos. Mientras tanto, gracias a la fe, tenemos la convicción que tu vida, la mía y la de nuestros semejantes es intrínsecamente valiosa, y que por tanto hay que preservarla.


Gracias a la ciencia podrás estudiar el proceso psicofisiológico de la esperanza en el cerebro de una persona, así como sus beneficios en el proceso de recuperación de pacientes que han sido sometidos a experimentos. Mientras tanto, gracias a la fe, tendrás razones para tener esperanza pese a estar viviendo en tiempos adversos, dolorosos, confusos e inciertos.

La ciencia es importante porque nos ayuda a responder los ¿Qué? ¿Cómo? y ¿Por qué? La fe es importante porque nos ayuda a contestar los ¿Para qué? La ciencia sabrá explicar el origen de la crisis y su proceso de desarrollo, mientras la fe sabrá dar luz sobre qué propósito tiene esa crisis para tu vida y para la humanidad.


¿Ves? No hay conflicto en todo esto, solo son dos ángulos diferentes.

Quiero advertirte que se vienen tiempos en que tendremos que usar a la mejor de nuestras capacidades los datos que nos proporciona la ciencia, y que estos serán también tiempos en los que necesitarás fe.


Afortunadamente todos tenemos fe. Todos le estamos apostando la vida a algo, con la creencia que ese algo es verdad pese a no tener el cuadro completo ni todas las evidencias.

Yo he decidido depositar mi fe en Jesús creyendo que es quien dice ser. Confiando en su amor, en su poder y en que sus planes para ti y para mí, son de bien y no de mal.

Yo te invito a hacer lo mismo y me pongo a tu disposición si tienes preguntas al respecto.


Bendiciones amigos.


MZY.


Postdata: Algo que me gusta de mi fe, es que no me impide escudriñar por la verdad desde la ciencia aplicada a mis campos de desempeño laboral o académico, sino por el contrario me motiva a dirigirme hacia la excelencia en todo lo que hago para poder ser de ayuda a aquellas personas en necesidad.

info@miguelzepeda.com

Paz en la pandemia

Miguel Zepeda Yassin- Todos los derechos reservados