Día 8 de cuarentena



Sé que suena “contra intuitivo”, así que lee antes de saltar a conclusiones.


Razón 1: Nadie está obligado a aceptarte como eres, porque no siempre eres igual.

De cierto modo tendemos a sentir que “en esencia” siempre hemos sido y seremos los mismos a través del tiempo, pero esto no es cierto. Lo que pasa es que nuestros cambios tan son graduales que resulta más fácil notarlos en otros que en uno mismo.


¿Te ha pasado que una persona te cae bien en un punto de la vida, pero que años después la vuelves a ver y sientes que se ha vuelto un tanto desagradable? Bueno, lo mismo ocurre contigo a ojos de los demás, porque no eres el mismo de hace 10 años ni serás el mismo en 10 años más. En medio de ese proceso de cambio pudiste haberte convertido en alguien que ya no congenia de la misma manera con las personas que antes considerabas más cercanas. Es parte de la vida y es natural.

Razón 2: Nadie está obligado a aceptarte como eres, porque hay cosas que sí necesitas cambiar.


La cultura popular propone la idea que “eres perfecto tal como eres”, y usa la bandera del “amor propio” pero con frecuencia hace más daño que bien.


No eres perfecto ni debes aspirar a serlo, a lo sumo es adecuado aspirar a “ser mejor” en aquellas áreas que sean de tu interés. Pensar que ya eres perfecto no deja lugar para la mejora. ¡y vaya que puedes mejorar!


La buena noticia es que seres sociales que somos, tendemos a regular y adaptar nuestros comportamientos mediante la interacción con otros. Por eso con frecuencia son nuestras familias las primeras en recordarnos sobre nuestras falencias y darnos luces sobre las rutas de cambio que debemos tener.


Solo ojo que hay que ser muy crítico con los cambios que necesitamos hacer, pues es común que otros nos quieran adaptar a su conveniencia, y posiblemente no lo hagan con mala intención.

Razón 3: Nadie que te ame de verdad está obligado a aceptarte como eres.

El amor es una elección. Si alguien no tiene la libertad para mandarte por un tubo, sino que de una u otra forma está obligada a soportar toda tu colección de defectos, entonces dicha persona no te ama. Y si no te ama ¿Por qué te interesa que te acepte?


Aceptarte y amarte, pese a tus defectos, es un sacrificio que solo unas cuantas personas en la vida estarán dispuestas a hacer. Cuida de esas personas y cultiva una buena relación con ellas porque no todos tienen el privilegio de tener personas así a su lado.


Bendiciones amigos.


MZY.

info@miguelzepeda.com

Paz en la pandemia

Miguel Zepeda Yassin- Todos los derechos reservados